Junto con la recaudación de fondos, uno de los principales objetivos de Santiaciclo es realizar un estudio medioambiental con el que trataré de descubrir el impacto que el paso de miles de peregrinos tiene sobre el entorno.

Utilizando sensores, fotografías, mediciones y geolocalización en los diferentes entornos que me iré encontrando a lo largo de la ruta podremos, además de conocer el estado y la polución existente, descubrir la diferencia entre la vida en las grandes ciudades y los pequeños pueblos.

Además también llegaré hasta las costas donde en el 2002 se produjo el vertido del Prestige y comprobaremos como se ha recuperado la zona después de estos años.

En las próximas semanas incluiré más datos sobre como realizaré el estudio.